Saltar al contenido

¿Qué es un laboratorio dental?

Un laboratorio dental es el lugar donde se fabrican los puentes, fundas, coronas, carillas, etc. necesarios para los tratamientos de odontología restauradora. Aunque una persona que necesite un tratamiento de odontología restauradora siempre acudirá a una clínica dental, parte del trabajo necesario para prestar el servicio no se realiza allí, sino en el laboratorio protésico dental.

Esta rama de la odontología restaura el aspecto y la función de uno o varios dientes perdidos (implantes o prótesis) y restaura las coronas dentales dañadas o estéticamente deterioradas (fundas y carillas).

Los laboratorios dentales son establecimientos y empresas independientes de las clínicas dentales y reciben pedidos de muchas clínicas dentales diferentes, que utilizan sus servicios para fabricar las prótesis necesarias para los pacientes de sus odontólogos.

que es laboratorio dental

Aunque los empleados del laboratorio dental no tienen contacto directo con los pacientes en la clínica, las medidas y especificaciones del dentista son más que suficientes para que el laboratorio produzca prótesis 100% personalizadas, y en muchos casos gran parte del flujo de trabajo está totalmente digitalizado.

Sin embargo, no es infrecuente que una misma prótesis reciba modificaciones entre la clínica y el laboratorio hasta conseguir con precisión los resultados deseados por el paciente y su dentista. El dentista hará los ajustes finales de la dentadura en la clínica.

¿Los protésicos dentales son dentistas?

No. Los técnicos dentales trabajan en laboratorios dentales. Fabrican estas cofias, coronas, prótesis completas… a partir de la información y las especificaciones proporcionadas por un dentista, que ve al paciente en su consulta.
Aunque los protésicos dentales deben tener un buen conocimiento de la anatomía de la boca, no son dentistas. Para ejercer como protésico dental hay que tener una cualificación de grado superior en formación profesional y no ser dentista.
Sin embargo, hay dentistas que, además de su título de odontólogo o (medicina especializada en estomatología), también tienen el título de protésico dental. Estos protésicos dentales suelen fabricar sus propias prótesis en sus propios laboratorios, aunque la creciente tendencia a la especialización en este campo hace que cada vez haya menos profesional con ambas ramas.

¿Y qué es el «mecánico dental»?

Algunos protésicos dentales han empezado a recibir pacientes en sus propios laboratorios, llamándose a sí mismos «protésicos dentales» o «mecánicos dentales». Estas prácticas, denunciadas por muchas asociaciones profesionales, son claramente ilegales: en nuestro país, ningún protésico dental está autorizado a tratar la boca de un paciente, según la Ley 10/98, por razones de seguridad clínica y de intrusismo profesional.
Los laboratorios que tratan directamente a los pacientes se arriesgan a ser multados por los tribunales competentes, como se ha informado en la prensa en numerosas ocasiones en los últimos años.

Índice