Saltar al contenido

Coronas dentales

Una corona dental (o funda dental) es una cubierta o tapa que tu dentista puede colocar sobre un diente. Una corona devuelve a un diente dañado su forma, tamaño y función normales protegiendo el diente o mejorando su aspecto.

corona dental

Tu dentista puede recomendar una corona para:

  • Sostener un diente con un empaste grande cuando no queda suficiente estructura dental natural
  • Fijar un puente para reemplazar los dientes perdidos
  • Proteger un diente débil de las fracturas
  • Restaurar un diente fracturado
  • Cubrir un diente mal formado o descolorido
  • Cubrir un implante dental.
Índice

¿De qué está hecha la corona?

Las coronas, realizadas por protésicos dentales, pueden estar hechas de varios tipos de materiales. Se pueden utilizar aleaciones de metal, cerámica, porcelana, porcelana fundida con metal o resina compuesta (composite). Cuando se hace una corona, el material suele ser del color del diente para que se mezcle con tus dientes naturales.

Para decidir qué material utilizar para tu corona, se debe tener en cuenta muchos factores, como:

  • la ubicación y la función del diente.
  • la posición del tejido gingival.
  • El número de dientes que se muestra al sonreír.
  • el color o tono de los dientes circundantes.
  • Precio de cada solución.

Pasos para colocar una corona

Normalmente se necesitan dos visitas al dentista para completar el tratamiento. Cuando se coloca una corona sobre un diente natural, hay que seguir varios pasos:

  1. El dentista prepara el diente eliminando la parte exterior, incluida cualquier caries, para que la corona encaje. Si se necesita una estructura dental adicional para sostener la corona, el dentista puede reconstruir el núcleo del diente.
  2. Se realiza una impresión para crear un modelo exacto de su diente. La impresión puede hacerse a partir de un molde o escaneando digitalmente.
  3. Para proteger su diente mientras se fabrica la corona permanente en el laboratorio protésico dental, se coloca una corona temporal. La fabricación de la corona permanente suele durar menos de dos semanas. Mientras tenga una corona temporal, el diente puede ser sensible al frío y al calor. Evite masticar chicle y comer alimentos pegajosos durante este tiempo. Si su dentista dispone de un equipo especial, es posible que le coloquen la corona permanente el mismo día.
  4. Cuando la corona permanente está lista, el dentista la coloca en la boca y realiza los ajustes necesarios. Cuando usted y su dentista estén satisfechos con el aspecto y el tacto, la corona se cementará en su lugar.

Os adjuntamos este video para facilitar la comprensión con imágenes:

Cuidado de los dientes con coronas o fundas

Al igual que los dientes naturales, las coronas pueden romperse. Y el diente que está debajo de la corona puede sufrir caries. Para prevenir las caries o los daños en su corona:

  • Cepíllese los dientes dos veces al día con una pasta dental con flúor y límpiese entre los dientes todos los días.
  • Evite masticar alimentos duros, hielo u otros objetos duros, como lápices, especialmente si tiene coronas del color del diente.
  • Asegúrese de visitar a su dentista para que le haga exámenes regulares y limpiezas dentales profesionales.

También puede interesar

Configuración