Saltar al contenido

¿Qué hace un ceramista dental?

Un ceramista es el protésico dental encargado de la última fase en la creación de una prótesis fija, ya que se encarga de la estética y adaptación de la misma al paciente, mediante la carga de cerámica en la pieza y el maquillaje final.

Los ceramistas, como el resto de protésicos, trabajan en un laboratorio dental o dental lab y reciben dos años de formación profesional.

Preparando cerámica Dental lab pejoan
Preparando la cerámica

El ceramista es una persona clave en el proceso de adaptación de una prótesis a un paciente, aunque nunca llegue a estar en contacto.

Proceso de trabajo de un ceramista

El ceramista usa un molde creado a través de una impresión manual o bien por una impresora 3D si es un laboratorio digital para diseñar y ajustar la prótesis perfectamente.

Una vez colocada la cerámica, el ceramista dental limpia y pule la prótesis, confirma que se ajusta a la prescripción y la envía al dentista.

Este es un trabajo muy completo. El ceramista dental debe tener en cuenta las necesidades dentales, asegurándose de que la impresión tiene el tamaño y la forma correctos para la boca del paciente, al tiempo que equilibra las preocupaciones estéticas para que la impresión no destaque. Algunos ceramistas dentales tienen una formación artística y pueden incluso tener un título en bellas artes, además de su título de formación profesional en prótesis dentales.

Índice
Configuración